El Athletic regresa a Bucarest

Ziganda ya conoce la piedra en su camino hacia la Europa League, y no es otro que el Dinamo de Bucarest, una ocasión propicia para el escenario de aquella final de la competición que tan infaustos recuerdos trae a la afición rojiblanca. Para poder entrar en la fase de grupos de la competición, primero deberá superar una eliminatoria que empezará el 27 de Julio en la capital rumana y concluirá el 3 de Agosto en Bilbao.

Al mando de la nave del equipo del este está un viejo conocido de la afición vasca como es el ex alavesista Cosmin Contra, que ha logrado reverdecer viejos laureles en un equipo que llevaba un lustro sin ningún título engrosando su palmarés. El resultado fue la Copa de la Liga ante el transilvano Poli Timiosara, complemento de una tercera posición en el campeonato regular tras el Viitorul y el eterno rival, Steaua. A lo dificil del rival, uno de los más duros que podían encontrarse los leones en esta preliminar, cabe sumarle que el equipo rumano llegará rodado con tres jornadas de liga.

Deja tu comentario!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies