Berizzo justifica las PUERTAS CERRADAS

Una de las novedades, no muy bien recibida, de la llegada de Eduardo Berizzo, es su apuesta por una política de entrenamientos a puerta cerrada. Casi la mitad de las sesiones preparatorias ha sido así, incluyendo un sencillo amistoso frente al Valladolid.

“A veces el entrenador y los equipos necesitan de cierta intimidad. No es un capricho ilógico que tiene que ver con cerrar o no cerrar. A veces el entrenador establece un estímulo y ofensa a los futbolistas que requiere de un hermetismo, porque los comportamientos públicos y privados son diferentes” ha justificado el argentino.

Berizzo

Berizzo no desdeña tampoco la presencia de público : “No es un antojo cerrar el entrenamiento. Me encantaría poder mostrar todo lo que hago. No tengo ningún inconveniente que vieran el entrenamiento. Me siento agradecido por el comportamiento de la gente cuando entrenamos a puerta abierta porque es respetuoso y silencioso”.

Interpelado sobre el secretismo del amistoso frene a los vallisoletanos, el sudamericano supo transmitir sus razones : “El partido requería de mucha organización. Si hubiera sido abierto al público hubiera necesitado de guardas de seguridad, de permiso del ayuntamiento… Por eso decidimos hacer un partido de entrenamiento de manera seria”.

Deja tu comentario!