Mendieta se quedó con la espina de no jugar en el Athletic

Mendieta estará en el World Football Summit, que tendrá lugar el miércoles y jueves en el Euskalduna, y antes hace un repaso para una entrevista en As de su carrera.

¿A qué se dedica en la actualidad?

Vendrá a Bilbao por el World Football Summit. ¿Qué opina del certamen?

Es una gran idea, lleva haciéndose muchos años algo similar internacionalmente. Estableces contactos con gran parte de la industria del fútbol en varios ámbitos. Tienes consciencia de las tendencias en diferentes países u clubes.

¿De qué hablará?

De mi carrera profesional, dando comparaciones de lo que supuso en esos momentos el fútbol y lo que supone hoy.

Siempre le ha fascinado la cultura británica.

No solo musicalmente; futbolísticamente tenemos mucho que aprender de este país. Hay un respeto hacia el profesional que en España aún no existe. Porque es Inglaterra, si no en otros países habría dicho “no” a ese trabajo mediático.

Ahora es más habitual que un jugador español vaya a la Premier. Pero costó abrir camino ¿no?

Cuesta. Fui de los primeros en Inglaterra e Italia. En aquella época había más diferencia. En el fútbol inglés no había tanto entrenador extranjero. Ahora hay muchos españoles allí e incluso siendo figuras.

¿Qué le aportó el Middlesbrough cuando fue?

Mucho. Por entonces LaLiga no se televisaba a nivel internacional y la Premier, sí. A pesar de tener un perfil internacional, la Premier me aportó mucho. Siempre quise jugar allí y en otras ligas de nivel.

La Serie A italiana ha caído.

Sí, a pesar de que a la Juve la seguimos viendo en finales de Champions y últimas rondas, no es la que era. El Inter, Milán, Fiorentina, Lazio… que reinaban en Europa, han caído por un modelo de gestión en el que los clubes no han sabido mantener ese ritmo de ingresos como LaLiga o la Premier.

¿Sigue siendo un fanático de la música?

Sí, compro discos y en mi faceta del DJ me gusta alternar, dentro del estilo del rock, con clásicos de toda la vida.

Cuando vuelve a Valencia, ¿le reconocen?

Sí, y eso quiere decir que has hecho las cosas bien y has dejado huella. Como deportista es de lo mejor que te puede ocurrir. Me llena de orgullo.

¿Su momento cumbre fue la Copa de 1999 ante el Atlético?

Fue el primer titulo del Valencia en más de 20 años. No cumbre, pero sí importante.

¿Le superó la fama?

¡No! Eso deben decirlo otros, pero no lo creo.

¿Qué se torció para no fichar por el Athletic en 2002? Se habló de su elevada ficha…

No me gusta hablar de rumores. Hubo un momento en conversación directa con intención de que ocurriera. Los clubes no llegaron a ponerse de acuerdo.

¿Le da pena no haber sido león? Es uno de los pocos grandes jugadores vascos que no ha militado en el Athletic…

En mi carrera es una de las espinas que se me quedó ahí, no haber podido jugar con el Athletic, me hacía mucha ilusión, pero el destino no lo quiso.

¿Cómo juzga la polémica con Iñigo Martínez?

Ha crecido y se ha criado en la Real pero decide ir al Athletic y él debe explicarlo. Cada jugador tiene su prioridad.

El fútbol le dio fama y dinero pero ¿qué le arrebató?

El fútbol te da muchas cosas y te quita; los años de juventud, no tienes una adolescencia como el resto de tus amigos y debes hacer muchos sacrificios, en mi caso se vieron recompensados pero no siempre es así. Tengo muchos amigos que les ocurrió. Te toca crecer muy rápido.

En el Barça, cedido, pareció remontar el vuelo. ¿Por qué no se quedó?

Me envió el Lazio y me habría gustado quedarme más, pero me tocó un año de transiciones y cambios.

¿Vale alguien 222 millones?

Vale lo que estén dispuestos a pagar por él.

Deja tu comentario!