Piden 4 años de cárcel para Aketxe

Malas noticias para Ager Aketxe. El ex futbolista del Athletic, actualmente militando en en Toronto FC candiense, es acusado por la Fiscalía del “delito de atentado contra la autoridad y otro delito leve de lesiones” por haber agredido a un ertzaina fuera de servicio durante las fiestas de Romo de 2015.

4 años solicita la representante del Ministerio Público también para el deportista y para Julen I., bajo los mismos cargos. Se les suma Asier M., para el que se demanda un castigo de tres meses por falta de respeto a la autoridad. Tras tres años, se ha optado por acelerar el proceso mediante el procedimiento abreviado, que precede al juicio oral.

Las penas son idénticas a las que solicita la acusación particular, que representa al agente agredido. Donde si existen diferencias entre lo público y lo privado es en las indemnizaciones demandadas. La Fiscalía reclama 4.800 euros por “las lesiones y las secuelas sufridas” a Aketxe y su igual. 500 euros es lo que exige al tercer imputado achacando “daños morales”. Cifras que difieren de lo que reclama el representante legal del ertzaina, que exige 15.000 a los dos primeros y 2000, bajo los mismos cargos.

aketxe

Los hechos transcurrieron a las 8 de la mañana, cuando en el recinto festivo getxotarra se desencadenó una pelea y el policía decidió grabarla con el móvil. Su objetivo era recolectar pruebas “por si los hechos fueran constitutivos de delito”. Pronto los implicados se percataron de su presencia y de estar siendo filmados. Entre ellos, Julen I. y Aketxe, que pocas horas antes había regresado de Parma tras haber disputado un amistoso frente al Inter.

Según el agente, los protagonistas de la trifulca se dirigieron a él de forma agresiva exigiendo que parara de grabarles. La reacción del policía fue identificarse mediante su acreditación profesional. La reacción no fue la esperada, siempre bajo testimonio del ertzaina, respondieron con puñetazos y patadas con el ánimo de “menoscabar el principio de autoridad y de atentar contra su integridad física”. El agredido emprendió la huida sin éxito, continuando la agresión hasta que cayó al curso del rio Gobelas. Ya en el cauce, escuchó como uno de los acusados gritaba “Zipayo, hijo de la gran puta, te lo mereces, te jodes”. Los atacantes emprendieron la huida al mismo tiempo que llegaban los agentes de la policía municipal. El ertzaina sufrió varias lesiones que conllevaron 45 días de recuperación, revistiendo especial gravedad la sufrida en el muslo izquierdo.

Deja tu comentario!