Remiro y Herrera : surge el CONFLICTO

Es vox populi que Alex Remiro, aunque pase el resto de la temporada en la grada, ya conoce su destino tras el próximo 30 de Junio : la Real Sociedad. El cancerbero y el club txuriurdin tienen un acuerdo vigente desde el mismo momento en que el navarro se vio obligado a volver de su triunfal cesión en el Huesca. La perspectiva de ser el tercer guardameta, tras Kepa y Herrerín forzó esta decisión, que mantuvo incluso tras la marcha del de Ondarroa al Chelsea y la lesión de Iago, que le habría brindado la titularidad. Su negativa a renovar forzó una condena de Urrutia a la grada.

Remiro

Una jugada que puede no salir tan bien como se esperaba para los donostiarras. Remiro parecía el fichaje ideal. Un portero al que se le augura un futuro brillante, fruto de una incontestable calidad y la juventud de sus 23 años, además de venir sin coste alguno.

Para colmo, el efecto entre las filas txuriurdin sería revitalizante. Por un lado, la satisfacción de arrebatar al Athletic una de sus más brillantes promesas, con polémica incluida. Se responde así a las constantes intentonas de Ibaigane por pescar en caladero guipuzkoano. Por otro, el orgullo de un presentar un jugador firme a su palabra dada a la Real frente al acoso de Urrutia.

Lo que no se esperaba en Zubieta era la entrada de un nuevo actor en liza por los servicios del de Cascante. Llega el Manchester United con su músculo financiero y la posibilidad de unas ofertas que podrían pagar facilmente el pre acuerdo entre los implicados o incluso llevarse al arquero en el mercado invernal. Además de poder poner sobre la mesa una oferta irrechazable para Ibaigane : un intercambio con Herrera, la gran aspiración rojiblanca y condenado al banquillo en Old Trafford.

Deja tu comentario!