Sola dice BASTA

La suya está siendo una trayectoria errática y problemática. Todo de prometía feliz cuando Kike Sola fichaba por el Athletic en 2013, por cinco años. Empezaba así una trayectoria errática con una lesión que le dejó siete meses en el dique seco y a partir de ahí la continuidad se convirtió en una quimera. La solución para encontrarle acomodo fueron las cesiones : Middlesbrough, Getafe y Numancia, todas ellas dejando un poso amargo en el jugador.

sola

El navarro está hastiado de la situación y así ha querido reflejarlo en una reciente entrevista radiofónica : “Personalmente, todas las experiencias que he tenido en cesiones han sido nulas, negativas y no me han aportado nada futbolísticamente. Acabas cogiendo experiencia, pero en mi caso ninguna ha salido bien”.

La llegada de Ziganda en este último año de contrato le hace albergar alguna esperanza : “Desde el principio sé cuál es mi rol en la pretemporada. Partía de cero, desde esa desventaja de estos años atrás y no me quedaba otra que dar lo mejor de mí mismo día a día y en cada entrenamiento para ponérselo difícil al míster.
Ya le tuve en su día como entrenador y me conoce más que nadie. Sólo pienso en darle la vuelta a la moneda, para eso he venido a la pretemporada con la cabeza despejada, pensando en el presente. Estoy a gusto, estoy disfrutando del fútbol y tengo la conciencia tranquila”.

A pesar de los sinsabores, el delantero sigue mostrándose orgulloso de su condición de rojiblanco : “No me arrepiento de nada, estoy orgulloso de donde estoy y no miro para atrás. Tengo un año de contrato y mi idea es seguir aquí, pelear y vestir la camiseta del Athletic en una temporada ilusionante y que puede ser muy bonita”.

Deja tu comentario!