Noticias y actualidad del mundo del Futbol

Unánime oposición de LaLiga a los nuevos horarios

Liga

La reunión celebrada el pasado miércoles entre los clubes de Primera y Segunda División vino a confirmar su «profunda preocupación» por la «invasión clara de competencias» quue para ellos supone la oposición de la Federación Española de Fútbol (RFEF) a que se disputen partidos en viernes y lunes. Un conflicto que amenaza compromisos televisivos y sus inherentes ingresos económicos.

Tras dos horas de reunión entre emisarios de ambas categorías, los clubes comparecieron ante la prensa de manera unánime para expresar su oposición que la competición regular sea relegada al fin de semana.

Miguel Ángel Gil Marín, consejero delegado del Atlético de Madrid, se alzó con el rolde portavoz de los allí presentes para poner de manifiesto su negativa a acatar la decisión de la RFAF.

Declaró el máximo accionista colchonero que «en base a esas competencias LaLiga ha suscrito acuerdos con canales de televisión que contemplan disputar partidos viernes, sábado, domingo y lunes y en basa a esos contratos todos los clubes hemos contraído compromisos con los jugadores y otros clubes «.

Con un subyacente tono de amenaza, Gil Marín advirtió que de imponerse los designios de la Federación «pueden dejar de pagar parte de los contratos suscritos», dejando abierta «la posibilidad por parte de los clubes de cumplir los compromisos con jugadores y técnicos».

Tomó después la palabra Pepe Castro, máximo mandatario del Sevilla, alabando unos contratos televisivos que han revertido en  clubes «saneados» y que  LaLiga sea «respetada en todo el mundo».

«Y ha hecho muchas más cosas, sobre todo que los abonados de los clubes no haya que subirles los abonos y se les pueda bajar o al menos mantenerlos, y todo eso es a consecuencia de los derechos televisivos, y estamos realmente preocupados porque puedan mermarse esos derechos, que son totalmente necesarios para poder seguir creciendo como liga en el fútbol mundial», declaró el presidente andaluz.

En parecido tono se expresó su homólogo del Levante, Quico Catalán, defendiendo su postura como «un ejercicio de responsabilidad»ante una decisión que puede «repercutir gravemente en la salud económica financiera de los clubes».

«Hoy estamos aquí porque es un ataque frontal a la salud de los clubes, a la estabilidad de los clubes, no es una pelea entre LaLiga y la Federación, LaLiga la formamos muchos clubes, pero este caso en concreto a nosotros nos repercute muy directamente», admitió el directivo valenciano.

Cerró la comparecencia presidente del Cádiz, Manuel Vizcaíno, haciendo un ejercicio de memoria. El gaditano recordó tiempos aciagos con LaLiga debiendo » 700 millones a Hacienda», «más de la mitad de los clubes en concurso (de acreedores)» e imperaba «el cachondeo».

«Ese convenio ha dado vida a la liga, ha hecho la mejor liga del mundo, tenemos que defender eso, mirando por supuesto a los aficionados. Creamos muchos puestos de trabajo, suponemos mucho en el PIB nacional (…) No podemos permitirnos que nadie se entrometa en el crecimiento», advirtió.

La resolución del conflicto queda postergada al 7 de agosto, con las partes citadas en el Juzgado de lo Mercantil. La decisión sobre quien debe asumir la competencia implicará una decisión cautelar que se impondrá durante las primeras jornadas de la campaña.

 

Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Últimas noticias

To Top