Valverde consigue en Barcelona los sueños imposibles de Bilbao

César Azpilicueta fue un nombre que siempre iba de la mano de Valverde y el Athletic. El Txingurri pidió infructuosamente al lateral como refuerzo repetidas veces, pero el club bilbaino no gozaba del músculo financiero suficiente ni el proyecto para atraer la atención del navarro. Auténtico devoto de su juego, siempre ha estado presente en su agenda y se sabía que su nombre tarde o temprano afloraría en la capital catalana.

azpilicueta

Tras la marcha de Dani Alvés el cuerpo técnico azulgrana se ha volcado a la desesperada en pos de un lateral de garantías. El favorito cuando se supo de la marcha del brasileño era Héctor Bellerín, pero el Arsenal oponía una férrea cerrazón. Azpilicueta también había sido sondeado, pero como segunda opción. Tras la llegada de Valverde al banquillo blaugrana, las tornas han cambiado y se ha convertido en objetivo prioritario, habiendo dado las instrucciones de que si su fichaje es posible, se siga adelante con él. Así no solo satisfaría su deseo, sino que además daría constancia de que ha tomado el control de la dirección técnica.

Deja tu comentario!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies