Saltar al contenido

San Jose y su eterno activismo

Jose

San José ocupa un hueco muy especial en la plantilla del Athletic y no es otro que el de ser el adalid de las reivindicaciones sociales. El centrocampista navarro destaca por no tener cortapisa alguna para expresar libremente sus opiniones políticas. Interpelado en el programa ‘Buenismo Bien’ de la Cadena Ser sobre si alguna vez este rol ha tenido consecuencias en su vida profesional , respondió que “deportivamente hablando, diría que no”.

En su experiencia «nadie me ha dicho en ningún momento lo que puedo decir o lo que no”. Reconoce que “desde el club te pueden aconsejar qué líneas no sobrepasar o qué cosas es mejor no tocar, pero nunca prohibir nada”.

Para verter sus opiniones cuenta con una indispensable cómplice: “Después entra mi novia. Vamos a pensar, luego a escribir y lo vamos haciendo más correctamente. Yo pongo las ideas y ella las ordena bien”.

Jose
Foto Juan Echevarria

Tantas veces acusados los profesionales del fútbol sobre la burbuja en la que viven, el rojiblanco declaró que son “personas muy normales”. “Tenemos un trabajo que genera unos ingresos que no generan otros y que nos permite gozar de una vida más cómoda. No por eso considero que tenemos que dejar de vivir en el mundo en el que vive toda la gente que nos rodea”, reconoció.

Un caso que ha hecho mella en el jugador ha sido la reciente polémica en torno al recibimiento que los aficionados del Rayo Vallecano dispensaron al ucraniano del Albacete Zoluya. “Nosotros hemos vivido una serie de circunstancias con Gurpegi, nuestro capitán, en muchos estadios de España y los árbitros nos han dicho que no oían nada”, admitió.

La resolución no fue del gusto del león: “Que el árbitro y los que toman las decisiones pongan en el acta lo que ha sucedido. Me parece un poco excesivo que el partido se suspendiera en el descanso”.