Saltar al contenido

«Ambición» la explicación de Marcelino a la exhibición del Athletic

El «efecto Marcelino» es ya un hecho en el Athletic. El entrenador asturiano comparecía pletórico en la sala de prensa del Ramón de Carranza después de ver a sus pupilos avasallar a un Cádiz impasible ante el empuje de unos rojiblancos que pocas veces han exhibido tamaña ofensiva (0-4). A un resultado contundente se le suma haber mantenido indemne la portería, el talón de Aquiles bilbaino los últimos tiempos.

El de Villaviciosa destacó como «hicimos un partido muy completo con un resultado pronto a favor pero siempre quisimos atacar y ser convincentes, estamos muy satisfechos porque estuvimos muy bien por todo el campo, de la defensa a la delantera».

La pugna por los puestos que dan acceso a Europa empieza a ser una posibilidad : “Ya hemos ganado dos veces fuera de casa, ahora hay 6 días sin partidos y eso nos va a venir bien para refrescar a la gente de piernas y de cabeza. El equipo está bien, con margen aún de crecer y vamos a intentar ganar al Villarreal CF sin pensar más allá, porque creo que eso no sería algo positivo».

Añadió el asturiano su satisfacción por «todo lo hecho hoy, no quiero mirar ni adelante ni hacia atrás, lo inmediato ha sido muy bueno y hay que trabajar en esa idea y potenciar lo bueno y mejorar lo que no lo es tanto».

Muriain y Berenguer como estrellas

Poco amigo de los personalismos, Marcelino no puedo evitar colmar de elogios a un destacado Berenguer : «Estoy satisfecho con todos pero Álex ha jugado siempre en la izquierda y ahora intentamos convencerle de jugar en la derecha, se va adaptando a esa plaza y va en aumento su rendimiento, pero todos han rendido muy bien al unísono».

Munain tampoco escapó de las felicitaciones de su entrenador : «No os engaño tenía problemas de espalda, ayer ya sí pudo entrenarse y hay futbolistas que cuando tienen fluidez o participación y un gran sentido del juego el equipo se ve favorecido. Hoy hubo buena circulación y llegadas y solvencia y profundidad, estamos muy satisfechos».

La disponibilidad de una plantilla siempre aquejada de overbooking no es un problema para alguien partidario de las rotaciones : «El bendito problema que quiero tener es que todos estén bien, el máximo beneficiado es el Athletic y también los jugadores. Todos queremos ser justos y respetar a cada uno, ahora hay gente que se incorpora fresca tras lesiones y eso nos beneficia. Fuimos siempre partidarios de dar participación a los más jugadores posibles que se lo ganan entrenando, así que estoy encantado de que buenos futbolistas recuperen su máximo nivel».