Saltar al contenido

Areso dolido con el Athletic

Areso

Cuando Ibon Areso recaló en el Bilbao Athletic hace cuatro temporadas, el lateral derecho era uno de los jóvenes más prometedores del mercado del Athletic. Ibaigane se llevaba a una de las joyas de Osasuna, pero pronto conoció que el club bilbaino es un férreo negociador. Tras negarse a renovar la última campaña, el carrilero fue condenado a un año de grada.

Tras expirar su contrato el pasado 30 de junio, regresa ahora a su club de origen. 12 millones de euros y un vínculo hasta 2026 son las máximas del contrato firmado antes de ponerse a las órdenes de Jagoba Arrasate.

Una nueva etapa en su tierra con la que espera olvidar los sinsabores de su paso por Bilbao: «Es la vuelta a casa, al llegar a Tajonar se me vienen recuerdos a la cabeza, te repito estoy donde quiero estar y tengo muchas ganas de ponerme a disposición del míster y conocer a todos mis compañeros. No me voy a esconder, ha sido un año duro para mí y gracias a la gente cercana a mí que me ha ayudado a superar, pero es un año de aprendizaje que hay que sacar el lado positivo no quedarse con lo negativo y puedo sacar muy buenas cosas de este año. A pesar de ser un año en blanco he trabajado como el que más».

Para el jugador, la confianza depositada por el club pese a su marcha ha sido el mayor aliciente: «Estoy muy ilusionado y contento de estar aquí, que es donde quería estar. Tengo ganas de ver El Sadar lleno, que ojalá esta pandemia nos lo permita y tengo muchas ganas de vestir la camiseta rojilla en El Sadar».

No le faltaron alternativas, pero siempre tuvo claro que su objetivo era volver a Pamplona : «Había intereses de varios clubes, pero no dudé ni un segundo, es el equipo que siempre he querido estar, estuve aquí hace 5 años, soy de la casa, soy navarro y tengo un sentimiento navarro especial y un sentimiento osasunista. Primero tomé la decisión de renovar por el Athletic y luego al aparecer la oferta de Osasuna solo pensé en venir aquí».

Sin ánimo de polemizar, Areso concretó lo difícil que fue la última campaña en el Athletic : «Han sido 4 años, el último más raro, una etapa de aprendizaje en la que he mejorado como futbolista y también como persona. En esta vida no hay que ser rencoroso, pero yo creo que la decisión no fue justa, ellos me apartaron, ellos lo decidieron así y prefiero no entrar en valoraciones. Lo importante es que estoy de vuelta, he firmado 5 años con Osasuna y nos esperan bonitos años por delante».

Abrir chat
BUFANDA CONMEMORATIVA ¡CONSULTANOS!