Saltar al contenido

El Arsenal apunta a Unai Núñez

dgd

La crisis generada por el coronavirus ha cambiado las reglas del mercado futbolístico. La paralización de las competiciones repercute en las arcas de los clubes, que demandan la reanudación de las competiciones, incluso a puerta cerrada. El cierre de los ingresos de televisiones y patrocinadores pone en evidencia a gigantes con pies de barro. Incluso a sabiendas de que manejan cifras sin validez real, algunos no cesan su actividad y planifican la campaña venidera.

Uno de los clubes que ya sondea el mercado veraniego es el Arsenal. Los gunners, bajo la dirección de Mikel Arteta, necesitan reforzar su defensa, sabedores de que es su talón de Aquiles. El club londinense ha posado su mirada en el Athletic y una de sus rutilantes promesas: Unai Núñéz. El central rojiblanco es una de las bazas en la agenda británica para recobrar un prestigio hundido tras su eliminación en dieciseisavos de la Europa League a manos del Olympiakos.

Arteta tomó las riendas del Arsenal el pasado diciembre, encontrándose con una zaga que no responde a sus exigencias. Los habituales David Luiz (32 años) y Sokratis (31) no están a la altura de las expectativas del donostiarra y la alternativa de Mustafi no le satisface. Varios nombres se barajan para sustituirlos y entre todos destaca el del portugalujo Unai Núñez. Un jugador que a día de hoy sigue sin aceptar la prorroga y mejora de un contrato que concluye el 30 de junio de 2023. Los 30 millones de su clausula de rescisión están al alcance de los grandes clubes europeos. La incógnita surge sobre si podrán mantener ese músculo financiero tras el revés económico que supone el COVID-19.

Sin respuesta

Núñez cambió recientemente de representación, delegando en una agencia de nuevo cuño con ansia de expansión. Ibaigane ha puesto una oferta sobre la mesa que en las últimas semana viene siendo objeto de pequeñas modificaciones. El escenario futuro es una incógnita, pues el portugalujo no esconde su descontento por la falta de protagonismo bajo el mando de Garitano. Ni siquiera su recobrada titularidad merced al cambio por una alineación de tres centrales ha supuesto un cambio de parecer.

La oferta de Ibaigane al jugador supondría una mejora sustancial de sus condiciones, además de prorrogar el vínculo con el club hasta dos años más. Desde el club se confía en una respuesta positiva del central, a sabiendas que en estos momentos el escenario de incertidumbre puede ser un acicate que precipite su firma.

dgd
Foto: Athletic Club