Saltar al contenido

El New York Times engrandece la figura de Aduriz

Si hay un futbolista cuyas expectativas han cambiado con motivo de la pandemia de Covid-19 ese es Aritz Aduriz. La final de Copa era el colofón a una temporada que debía significar el de su retirada de los campos de juego. Una pretensión, que con el cambio de fechas, puede dar un inesperado vuelco, ávido como está el guipuzkoano de alzar el trofeo. Es tal la repercusión que tiene el veterano ariete rojiblanco que un medio del prestigio como el New York Times se ha hecho eco de las dos décadas de carrera del donostiarra.

2020 es para Aduriz el momento de poner punto y final una trayectoria que le ha hecho merecedor del reconocimiento de propios y extraños: «Se siente como cerrar un círculo, retirarse en el mismo lugar donde comencé».

Un broche cuyo culmen es una final de Copa con sus paisanos donostiarras de la Real Sociedad. Un duelo en la cumbre que debería ser una despedida soñada: «Jugar una final sería lo máximo, por supuesto, pero no estoy seguro de si me gustaría jugar en una así (sin público en las gradas). El fútbol es gente».

A colación del cierre de la vigente campaña, el diario evoca el arranque de la temporada, cuando un gol de Aduriz ante el Barcelona en el último minuto hizo gritar de emoción a La Catedral. Puede que este ejercicio no acabe tal como el delantero aspiraba, pero seguro que mejor inicio no pudo permitirse.