Saltar al contenido

El TSJPV para a Urkullu

Urkullu

Fin de la discriminación. El TSJPV se alinea con las tesis de LaLiga y los estadios vascos dejarán de ser la excepción de la competición española : acogerán también partidos con un 60% de su aforo lleno.

La institución judicial coincide con el Gobierno Vasco en la proporcionalidad del 30% de público durante los primeros tiempos de apertura, pero lo tilda de incoherente en la situación actual. Tras bajar la incidencia acumulada a menos de 200 casos, no tiene cabida perpetuar la medida.

Para el ejecutivo vasco queda la alternativa de un recurso de reposición, gozando de un plazo de cinco días para tal efecto. Incluso ayer la lehendakaritza se ha mantenido en su empeño de que delimitar el aforo en los campos es una competencia exclusiva suya y que su intención es seguir limitándolo a un 30% de su capacidad total.

El origen de la proclamación del TSJPV reside en el recurso presentado por LaLiga, alegando que debía aplicarse por igual la subida hasta el 60% decretada por el Gobierno Central. El equipo de Urkullu presentó una alegaciones basándose en un informe del Servicio Jurídico Central del Gobierno Vasco, con hasta 887 páginas de documentación.

El gobierno autonómico mantiene que el aforo debe depender de la situación epidemiológica, recordando que el 60% es un aforo máximo, «lo que no significa que deba ser necesariamente implantado en todas las Comunidades Autónomas». Añade además que «se dice que encuentran base en el Acuerdo del Consejo Interterritorial de Salud de 1 de septiembre, pero tampoco se argumenta por qué no se fija el 40, el 70 o el 100%».

Abrir chat
BUFANDA CONMEMORATIVA ¡CONSULTANOS!