Saltar al contenido

RoVAR al Athletic es lo habitual últimamente

VAR

Se las prometía muy felices el Athletic tras ir al descanso con ventaja ante el Sevilla FC. Para desespero de los rojiblancos, bastaron 4 minutos para que los hispalenses revirtieran ese marcador. El gol con el que los andaluces igualaron el resultado fue ya objeto de polémica. Si bien Éver Banega, ejecutó con primorosa perfección la falta con la que el colegiado Medié Jiménez sancionaba una falta de Dani García a Munir, los rojiblancos denunciaron la propensión del hispano marroquí a dejarse caer cerca del área al más mínimo roce.

VAR
Foto Athletic Club

Un mazazo moral en el minuto 70 que los mismos protagonistas remataban solo cuatro minutos después. Banega lograba colocar el esférico en el área bilbaina con un centro de inusitada perfección para que Munir rematara con un espectacular testarazo inaccesible a un Simón que no tuvo oportunidad alguna de interceptarlo.

Munir siguió reclamando su cuota de protagonismo y protagonizó una nueva jugada para la polémica a falta de 10 minutos para la conclusión del encuentro. El sevillista agarraba de forma visible a Íñigo Martínez durante un corner, pero ni el trencilla Medié Jiménez ni Iglesias Villanueva desde el VAR lo consideraron merecedor del máximo castigo, y ya el segundo partido consecutivo que el bar perjudica al Athletic

Ander Capa, a la conclusión del partido, fue claro en este sentido. «Al final no ganas y sí estas enfadado y un poco cansado de todo. No sé si es una injusticia o no, a mí me parece. Pero tampoco voy a meterme en polémicas de esas. Ahora a trabajar y pensar en el domingo», admitió con resignación el portugalujo.