Saltar al contenido

Francia también se resiste a las gradas vacías en la Copa

La final de la Copa del Rey entre el Athletic y Real Sociedad se ha convertido en el culebrón futbolístico de la cuarentena, mientras el tiempo apremia. Los implicados saben de la presión que ejerce la UEFA para que se adopte una decisión sobre la fecha a celebrar el partido y el plazo concedido por el organismo europeo pronto llega a su fin. Mientras se barajan alternativas y se exhorta a los implicados a hacer renuncias, otros paises sufren de un problema similar.

El caso más cercano es el de la Coupe de France, a disputar entre Paris Saint-Germain y Saint-Etiénne. El presidente del club verde, Ronald Romeyer, ha dejado constancia en L’Équipe que no se enfrentará a los parisinos sin público en la grada.

«La Coupe de France es la Copa más bonita de todas, con una gran comunión entre los aficionados. Lo vimos a puerta cerrada en la jornada 12 contra el Nantes, jugar sin público es una catástrofe. No puedo imaginar ni un solo minuto jugar sin público una final. El Saint-Étienne sin sus aficionados no es el Saint-Étienne», declara el mandatario.

 

Teniendo el PSG garantizada su pasaporte europeo, Saint-Etienne y Lyon dependen de una victoria en la final para volver al ruedo continental. De no ganar, el inmediato beneficiado sería el Reims.