Saltar al contenido

Garitano contento de la ventaja de horarios

Garitano

La combinación de parón forzoso y final express de la Liga motivado por el Covid-19 hace estragos en los planteles del fútbol profesional. La acumulación de partidos en breves periodos de tiempo hace mella en el físico de unos jugadores que han pasado demasiado tiempo en el dique seco. Uno de los mejores ejemplos de intensidad de esta inédita competición es el Athletic, que ha disputado sus cuatro últimos partidos a ritmo de uno cada 72 horas. Por fortuna para los rojiblancos, el calendario por fin hace concesiones : los próximos cuatro encuentros serán cada 96. “Siempre es mejor tener un poco más de descanso que el rival”, ha admitido hoy Gaizka Garitano ante la prensa.

Garitano
Foto Athletic Club

“Yo no me he quejado en ningún momento de los horarios y ahora que tenemos 24 horas más, tampoco voy a agradecer esa ventaja. Nos ha tocado jugar en desventaja contra algunos rivales y ahora nos va a tocar con 24 más”, ha asumido el deriotarra con resignación. Se impone una política de rotaciones rayana en la improvisación, tal como prueba el once inicial que dispuso ante el FC Barcelona : “A algunos hay que darles un poco de respiro, nosotros lo sabemos mejor que nadie. Hablamos con los jugadores y alguno igual te dice que está muerto el mismo día del partido o el doctor te dice que no está para jugar”..

El equipo de Garitano tiene “siempre una valoración al último momento”, pero advierte de que sus criterios no se basan exclusivamente en el estado físico de sus pupilos. “Hay gente con tres o cuatro tarjetas y luego está el tipo de partido. No es lo mismo un partido en casa en el que puedes llevar la iniciativa que jugar fuera contra un equipo grande”, añadió.

La derrota ante los azulgrana no restó ni un ápice de la confianza y admiración que el entrenador rojiblanco siente por su plantilla, que alaba como “fenómenos por poder ofrecer el nivel que dieron”.

La versatilidad del vestuario bilbaino es para Garitano una de las claves de su éxito : “Tenemos una plantilla de diez, todo el mundo puede jugar y cumplir. Esos que tienen menos minutos nos dan la vida en el día a día y siempre que los hemos necesitado, han respondido”. Un grupo del que sabe necesitado del concurso “de todos porque es imposible que un jugador juegue once partidos en un mes”. Para el mister rojiblanco, las exigencias de esta peculiar Liga imposibilitan confiar ciegamente solo en once hombres : “De vez en cuando hay que dar un respiro a algún jugador porque el riesgo de lesión es altísimo, el cansancio hace mella en algunos jugadores jugando cada tres días y el rendimiento no es del cien por cie