Saltar al contenido

Íñigo Martínez habla de la final contra la Real

Íñigo

Se presuponía jugosa la entrevista que Íñigo Martínez iba a conceder a Onda Vasca y el zaguero rojiblanco no ha decepcionado. El central se sabe uno de los protagonistas de la final de Copa entre Athletic y Real Sociedad. Un club del que salió tildado de traidor y objeto de insultos y amenazas cuando abandonó la disciplina txuriurdin un mercado de invierno. Unas circunstancias que dotan a este derbi en la cumbre de unas connotaciones emocionales que le empujan admitir que «va a doler mucho dejar escapar una final».

A pesar de sus discrepancias con su antiguo club y afición, Íñigo no escatima colmando de elogios a los guipuzkoanos por su unidad de acción con Ibaigane cara a garantizar la presencia de público en la final. «La Real no es nada sin su afición ni el Athletic tampoco, ambos debemos mucho a las aficiones y tenemos una suerte tremenda de tenerlas, visto lo visto en otros equipos que increpan a sus jugadores les daña un poco, pero en Donostia como en Bilbao tenemos mucha suerte», declaró ante los micrófonos.

Para el defensa de Ondarroa «no tiene sentido jugar así un derbi que igual no vuelve a verse en mucho tiempo, vivir una final sin público. Queríamos ser fuertes en esa decisión e ir de la mano ambos clubes porque va a ser un día histórico y una fiesta increíble, una gozada el poder competir con ambas aficiones».

Íñigo

Foto LaLiga

11 jornadas restan para concluir la vigente campaña. Una temporada de carácter excepcional por el parón consecuencia del COVID-19, pero que no mengua las ansias del vizcaino por regresar a los terrenos de juego. Y si es posible, pudiendo por fin debutar como goleador con el Athletic. Una cuenta pendiente que salió a colación cuando se le recordó su célebre gol desde 50 metros luciendo la elástica de la Real. Con humildad, Íñigo reconoce a su interlocutor que «ya ni llego de medio campo jajaja».

«Tengo ganas de marcar con el Athletic, quiero saber vivir ese momento y esa sensación; con la Real metí muchos (16), pero lo mio es defender y si dejamos la portería a cero tenemos muchas opciones de ganar que es lo que importa. Pero sí me apetece muco y terminar también con estas preguntas que siempre me caen», admite con sorna.

Quizás en la fina de Sevilla llegue ese momento, pero aún duda si su pasado con el eterno rival condicionaría su celebración: «Un gol en la final es un momento complicado pero no te sabría decir si lo celebraré, hay que estar allí y ver lo que te pide el cuerpo en ese instante, llevarlo preparado no creo que deba ser así,… Pero que nadie lo dude, yo haré todo lo posible por marcar en la final pero el celebrar el momento lo dirá si llega o no, que ojalá llegue»