Saltar al contenido

Iñigo Martínez revela la verdad sobre su renuncia a la Eurocopa

íñigo

Iñigo Martinez vuelve por sus fueros, confirmando su condición de uno de los mejores zagueros de la Liga española. El defensa del Athletic, junto a Unai Simón, ha retornado a las filas de la selección nacional. Un combinado con el que preparará tres encuentros clasificatorios cara al mundial de Qatar 2022 (Suecia, Georgia y Kosovo) y al que vuelve tras su comentada ausencia en la pasada Eurocopa.

Convocado por Luis Enrique para el torneo continental, el de Ondarroa renunció tanto por su condición físico como por una moral minada tras perder sendas finales de Copa.

En su última entrevista concedida al diario Marca, el defensa advierte que “hay que aprender a decir basta. El fútbol cada vez aprieta y exige más. Se trata de ser honesto contigo. Pasó que decidí parar. Era el momento de tomar esa decisión. Debía ser honesto conmigo y con mis compañeros. Era lo mejor. Sabía que venía una competición muy exigente, en la que había que estar al 100% y yo no estaba bien».

Los últimos Juegos Olímpico sirvieron para que aflorara el debate sobre la salud mental de los deportistas, tradicionalmente considerados privilegiados. Íñigo no esconde su postura al recordar el caso de Simone Biles : “Me he sentido identificado con ella, hay que aprender a decir basta. Saldrán más casos. Y es importante que salgan a la luz, que se dé el paso de decir basta ya. La presión que hay detrás es muy grande, pero la gente debe entender que no todo es el fútbol o el deporte».

La intervención de psicólogos cada vez se hace más presente en el deporte profesional : «Sí, me hizo falta. Hay que darle normalidad. Cualquiera necesita ayuda en un determinado momento de nuestras vidas. Sigo yendo. En el club lo tenemos. Era de los que decía, ¿yo para qué? Pero con el tiempo… Cuando lo necesité, decidí ir. Bienvenida esa gente que te ayuda y te levanta el ánimo».

A pesar de ser una noticia repentina, la de su renuncia fue una decisión meditada : «Llevaba tiempo pensándolo. Dije basta. Necesitaba descanso, estar con mi gente y cambiar de chip. Tenía que olvidarme de todo y empezar de cero. Lo primero que hice fue hablar con mi familia. Estuvieron de acuerdo en todo, porque saben lo que es lo primero. Lo siguiente, fue llamar a Luis Enrique».

Una llamada a sabiendas de que su interlocutor sería comprensivo : «Sabía que con él no iba a haber ningún problema. Nos conocemos y seguro que él también habrá pasado momentos así. Nos entendemos bien. Me costó más coger el teléfono y hacer la llamada que decirle al míster lo que me pasaba. Había peleado mucho para estar en una cita tan importante. Tomar esa decisión fue duro, muy duro».

Abrir chat
BUFANDA CONMEMORATIVA ¡CONSULTANOS!