Saltar al contenido
Athletic Zurekin | Noticias Athletic

Javi Martínez habla sobre su famoso «salto de valla»

Javi

Acusado por todos de decantarse por la oferta del Qatar Sports Club motivado solo por el montante económico, Javi Martínez ha negado en su canal de Twich que el dinero fuera la razón de su elección : En el Athletic podía haber cobrado más que aquí. El dinero no lo es todo, había otras cosas que prefiero quedarme para mí”.

No escondió el navarro su añoranza de los tiempos en los que jugaba en el viejo San Mamés : “Extraño mucho no jugar en San Mamés. Es lo mejor que le puede pasar a un futbolista, en el viejo, en el nuevo no lo sé».

Interpelado sobre la polémica de disputar la Supercopa española en Arabia Saudí, coincide con su paisano Raúl García : “Totalmente de acuerdo con él. Imagínate que eres aficionado del Athletic y tienes que ir a Arabia a verle jugar. Me parece lamentable que se juegue fuera de España. Como dijo Florentino, el fútbol está muy tieso económicamente. Ven una oportunidad como esta y la cogen”.

No olvidó mentar a otro navarro ilustre del Athletic como es Muniain : “Es como mi hermano pequeño, muy buena persona”, además de adelantar que “Sancet va a ser muy bueno, es muy bueno”.

El legendario salto

Era inevitable que durante la sesión se preguntara a Javi sobre las cricunstancias de su marcha al Bayern, empezando por el célebre salto a la valla de Lezama : “Cuando me fui del Athletic al Bayern fue todo muy rápido. No pude llevarme nada conmigo. Tenía muchas cosas después de seis años allí, alguna muy importante. Cuando tuve un fin de semana libre le pedí permiso a Heynckes para ver si podía ir a Bilbao a recoger las cosas y despedirme de todos los compañeros”.

La celeridad que imponían los acontecimientos le obligaron a solicitar un permiso para recuperar sus enseres personales o despdirse de la plantilla : “Tenía cosas superimportantes. Llamé al club, no voy a decir a quién, pero él no se portó como se debería haber portado. No es el presidente. Le pregunté a ver si podía ir a despedirme de mis compañeros el domingo a la mañana, que entrenaban. Estaba el ambiente un poco revuelto. Me dijo que no, cosa que no entendí. Iba a despedirme de mis compañeros pero me dijo que no».

«Le dije que cuando volviera del pueblo (Aiegi) iría a coger mis cosas cuando ya no habría nadie. Volaba el lunes a las nueve a Alemania y preferí quedarme en Bilbao para no tener que madrugar tanto. Eran las diez y cuarto de la noche aproximadamente. Llegué allí, Lezama estaba en obras, las famosas obras que provocaron el incidente de Bielsa, que cogió del cuello al encargado. No funcionaba el timbre que hay fuera, llamé al delegado pero no me cogió. Yo sabía que nos podíamos meter por un sitio en Lezama, entré por ese lugar y llamé al timbre de dentro, me salió un chico de seguridad que no era el habitual y me dijo que qué hacía allí”, añadió a su explicación.

Tras tantos años, por fin sabemos que buscaba con ahinco : “Se habló de que quería coger las botas… pero no. Quería coger una foto que tenía de mi mejor amigo que murió cuando yo tenía 19 años en un accidente de tráfico. Tenía una foto grande en el vestuario de él. Solo quería esa foto, lo demás me daba igual. El chico, como era nuevo, reportó lo que había ocurrido y se supo”.

Un acto que generaría a posteriori un agria polémica : “Se montó un lío que flipas. Al día siguiente estaba en Munich con mi hermano. Me llamó un periodista para comentarme la que se había liado. Se dijo que si estaba borracho, que me peleé con el de seguridad cuando no me he peleado en la vida… Quería despedirme de mis compañeros y coger esa foto. A cierta gente le interesaba que quedase mal”

Abrir chat
BUFANDA CONMEMORATIVA ¡CONSULTANOS!