Saltar al contenido

La Euro y los Juegos dejan a Simón sin vacaciones

Unai Simón goza en el Athletic de un estatus muy especial. Primero por haberse convertido en el cancerbero rojiblanco, una posición con una carga histórica detrás. Segundo, por ser el único representante rojiblanco en la selección española en la actual Eurocopa, contando además con muchas oportunidades de viajar a los Juegos Olímpicos de Tokyo.

Un estatus que solo le ha permitido gozar de unos días de asueto antes de integrarse en la concentración del combinado nacional. De ser llamado también a la cita olímpica, el arquero apenas tendrá días de descanso este verano. Una situación de la que no expresa queja alguna : «Si no tengo más vacaciones es por jugar la Eurocopa y más adelante por unos posibles Juegos, lo firmo. Es un tema de cabeza, de disfrutar del momento, ahora de la Eurocopa y después de una posible Olimpiada. Si tienes bien la cabeza, puedes llevarlo sin ningún problema», reflexiona.

Una escapada internacional que servirá para aliviar las consecuencias de una irregular temporada, marcada por el estrepitoso fracaso en las dos finales de Copa : «Ha sido una temporada atípica. Empezamos tarde, con muchos partidos entre semana, jugando cada tres días cuando llegó la Copa. Ganamos la Supercopa, pero el mes de abril fue muy triste, ha sido una de las situaciones más tristes que he vivido en el fútbol, pero hay que darle la vuelta, es todo mental».

En la entrevista concedida a Onda Vasca, admite Simón las repercusiones que tuvieron esos resultados en su ámbito personal : «Normalmente siempre duermo mal después de los partidos, pero ya no es el no dormir, sino no poder hacer feliz a la afición. No les pudimos dar lo que se merecían. Es el hecho de no conseguir ganar un título de Copa y haber podido ilusionar a la gente».

La concentración con España sirve para el portero de acicate para dejar atrás el pasado : «Lo que hay que hacer es limpiar la cabeza, olvidarse de lo que ha sucedido antes. Perdimos la final ante la Real y aquí está Mikel (Oyarzabal) y jugadores de otros equipos. Todos tenemos que estar a disposición de la selección y olvidar lo que nos ha pasado».

Destaca el meta bizkaino como integrarse en un nuevo vestuario sirve para no dejarse condicionar por lo acontecido en la temporada : «Todos saben lo especial que es el vestuario del Athletic. Yo he coincidido con gente ahí desde Infantiles, como quien dice. Nos une una relación de muchos años. Aquí he coincidido con Dani Olmo, con Oyarzabal como los que más que tenemos relación. El grupo hay un ambiente sano y bueno y va a ser una de las claves. De jugar como un equipo».

Abrir chat
BUFANDA CONMEMORATIVA ¡CONSULTANOS!