Saltar al contenido

La Gabarra se resiste a permanecer amarrada

Gabarra

Una final de Copa a la vuelta esquina, sin visos de ningún grande de la Liga como rival, ha vuelto a sacar a la palestra el anelo bilbaino de sacar la Gabarra. La afición rojiblanca, imbuida por la nostalgia, desea volver a ver navegar la emblemática embarcación. El presidente de la Autoridad Portuaria de Bilbao, en cuyo Museo reside la nave, les obligó a darse de bruces con la realidad. «Reparaciones importantes» obligarían a desechar la idea y recurrir a un barco moderno.

La peña La Gabarra no se ha quedado de brazos cruzados ante este revés y a través de Twitter ha reivindicado que se valoren diversos tipos de Gabarra. Para este grupo de aficionados, la icónica embarcación hace tiempo que ha sido elevada a objeto sacrílego de la filosofía del Athletic. No faltan las alusiones al pasado industrial de la villa para justificar su apoyo.

Gabarra

«Los pueblos con carácter propio necesitan de símbolos que refuercen sus señas de identidad y muestren sus diferencias al resto del mundo. Sus propios emblemas, banderas, idioma, que los diferencian de otras naciones y les dotan de una personalidad única.

L@s vasc@s también tenemos nuestros símbolos, que son esenciales e imprescindibles, formando parte de nuestro patrimonio, nuestra cultura y nuestra historia.

La historia de Bizkaia está ligada a su símbolo más emblemático, el árbol de Gernika, el cual representa las libertades tradicionales de Bizkaia y sus gentes, y por extensión, la de tod@s l@s vasc@s. Es un roble situado delante de la Casa de Juntas.

El árbol actual es un descendiente del «Arbol Padre» que data del siglo XIV. Desde el original al actual, ha habido que hacer varias sustituciones de los ejemplares, por vejez, enfermedad, etc …, pero por supuesto, al viejo roble nadie se le ocurrió cambiarlo por un cocotero, un naranjo, una higuera…y a día de hoy, seguimos teniendo nuestro roble. Es nuestro símbolo y lo respetamos.

En el caso de nuestro Athletic, nos viene a la mente hablar del campo de San Mamés.

Desde 1913 viene siendo su estadio de manera ininterrumpida, siendo objeto de varias reformas, modificaciones y ampliaciones, hasta convertirse tras la demolición del antiguo campo, en el actual SAN MAMES, un estadio modélico y moderno. Toma su nombre del vecino asilo donde se ubica la capilla de la Casa de Misericordia que venera al Santo,y mantiene su nombre original; San Mamés.
Llamamos a las cosas por su nombre, antes,ahora y después.

Incluso, un emblema del antiguo campo, como es el arco, ha sido reubicado en una tribuna de los campos de entrenamiento en Lezama. No nos deshacemos tan fácilmente de una parte de nuestra historia. Nadie se atrevió a achatarrarlo aunque hubiera sido una «tentación».

Hasta el busto de Pichichi, que ha sido objeto de movimientos y cambios de ubicación, sigue estando presente en todos los partidos dentro de San Mamés, en la salida del túnel de vestuarios. A nadie se le ocurrió llevarlo al desván en una caja de cartón. Los símbolos no se tocan.

El símbolo que mejor representa la unión entre el Athletic y su afición es,sin duda, la gabarra. Este tipo de barco es un icono en la historia del Puerto de Bilbao y de Bizkaia.

A lo largo de siglos, infinidad de gabarras han recorrido la ría cargadas de mercancías. Hasta que Evaristo de Churruca solucionó el problema de la barra de arena con la construcción del muelle de Hierro en Portugalete, los barcos que arribaban a nuestro puerto se veían en la obligación de aligerar sus calados descargando a gabarras para poder remontar el curso del río; otras a su vez, cargaban el mineral de hierro de nuestros montes con destino a la pujante industria siderúrgica y naval de la época.

Las gabarras son un barco hecho de hierro, por y para el hierro, el elemento que marca el ADN de tod@s l@s bizkain@s.

Esta particular embarcación sirvió en la década de los ochenta para celebrar los triunfos de aquel equipo campeón .

Aquellas celebraciones multitudinarias acreditaron que somos diferentes. Bizkaia mostró orgullosa su fidelidad hacia su equipo de futbol, el que mejor representa su idiosincrasia.

Y aquella gabarra, nos permitió exhibir que no hay nada comparable a ese tipo de celebración. Ni Cibeles, ni Canaletas, ni Neptuno. Desde entonces, la gabarra es un símbolo identitario de Bizkaia, del Athletic y su afición.

Aquella gabarra, hoy día jubilada de los trabajos portuarios, se encuentra en el Museo Marítimo de Bilbao.

Defendemos la GABARRA, como único tipo de barco viable para las celebración es de los títulos del Athletic y su afición, la embarcación que mejor define el carácter propio de nuestro puerto de Bilbao y hace obligado homenaje a la historia de Bizkaia.

La gabarra ATHLETIC, la que se construyó en los Astilleros Celaya en Erandio en 1960, y ahora está en el Museo Marítimo, fue la genuina. Pero hay otras GABARRAS similares que la podrían sustituir en caso necesario.

Ya sabemos que lo principal es ganar y poder celebrarlo.

Pero SÍ es posible reproducir lo más fielmente el mismo formato de celebración, guardando la esencia y la forma, y mejorando todos los detalles posibles con respecto a la seguridad, que es lo prioritario.

Respetemos los símbolos. Si en su día no cambiamos a nuestro viejo roble por un cocotero… ¿por qué cambiar la vieja gabarra por cualquier otro tipo de barco? En caso de no ser viable poder utilizar la original gabarra ATHLETIC, se la debiera reemplazar por otra gabarra que cumpla con los requisitos técnicos del siglo XXI. Sólo por otra gabarra.

Seamos respetuosos con la historia y la tradición. La historia no olvida.

«Aritz zarraren enborrak, loratu dau orbe!harria»
«El tronco del viejo Roble ha hecho germinar hoja nueva» (Himno del Athletic Club)»