Saltar al contenido

Un reencuentro muchos años después

Llorente

Los reencuentros siempre son motivo de noticia para la prensa deportiva, pero pocos pueden compararse al que el jueves tuvo Fernando Llorente con motivo del lance copero entre Gernika y Éibar. El ariete armero se reencontró, 16 años después, con un viejo conocido de sus tiempos como rojiblanco: Asier Arana.

2005, Peñíscola. Fernando Llorente es un prometedor delantero del Athletic que pasa sus vacaciones en la localidad levantina, al igual que un jovencísimo Asier Arana, acérrimo athleticzale, que pidió a sus padres que le sacaran una foto con el león.

Varios años después se reencontraron en un terreno de juego, esta vez con el aficionado erigido en perro de presa del atacante. No solo cumplió con creces su cometido, impidiéndole anotar, sino que además logró ver puerta. Una diana que de poco sirvió, pues los guipuzkoanos pasaron a la siguiente ronda.

A la conclusión de la eliminatoria los protagonistas de la anécdota rememoraron aquel encuentro y quien fuera joven admirador del veterano delantero regreso a casa con la camiseta de su ídolo.

Llorente


Abrir chat
BUFANDA CONMEMORATIVA ¡CONSULTANOS!