Saltar al contenido

Enfado y frustración de Marcelino

Marcelino

No escondió Marcelino su estado emocional tras la derrota en casa ante el Cádiz. Más contundencia no podía exhibir el asturiano tras la derrota ante los andaluces, a la que no buscó excusas : «No me lo explico, pero ha ocurrido, no entiendo que cuando tenemos todo a favor hayamos cascado un partido así. Hay que felicitar al Cádiz, ha entrado mejor en el partido pero después tuvimos 86 minutos para empatar. En el primer tiempo no aparecimos por su área, no comparecimos jugando con nuestra afición. En el segundo tiempo lo intentamos pero no fuimos productivos, ganó el equipo que fue el mejor en el cómputo general. Tenemos lo que merecemos, una derrota”.

Una jornada caracterizada por la concatenación de despropósitos : “Tengo la sensación de que nos faltó intensidad, criterio para aplicar el plan que teníamos, nos sobró comodidad con el balón y atacar los espacios. Solo recuerdo en el primer tiempo un tiro de Sancet. No finalizamos el remate. Es demasiado poco. No tuvimos nada, si no tienes nada pierdes, es sencillo. Todo lo demás es poner paños calientes que no nos va a permitir progresar. Si nos ponemos impacientes en un partido de fútbol, nos dedicamos a otra cosa. Hay que pedir perdón a la afición y a ver si no hacemos otro partido como el de hoy. Vamos a ver si lo conseguimos”.

Entre las razones a las que atribuyó la derrota, unos jugadores que no lograron mostrar entereza en el campo : “Hemos cometido cuatro fallos individuales en el gol. No puedes tener miedo en el minuto 4. Queda mucho partido, son jugadores de Primera División. Sería una excusa pobre decir que nos impacientamos, no vale eso. Con lo poco que ofrecimos en el primer tiempo podía habernos silbado la afición al descanso. Sería posible de acuerdo a lo que vio. Nos aplaudieron, no se fueron, estuvieron aplaudiendo. No nos podemos escudar en que nos ponemos nerviosos, no nos debe valer eso”.

Marcelino asume que dos derrotas en La Catedral en los últimos tiempos repercute negativamente tanto en la moral de la plantilla como en la del público : “El enfado conduce a la frustración, este partido me deja muy triste, no esperaba esto. Puedes no ganar en Barcelona o San Sebastián, pero haces todo lo posible, no puede ser que los dos partidos sean, con todos mis respetos, contra Rayo y Cadiz en San Mamés”.

Abrir chat
BUFANDA CONMEMORATIVA ¡CONSULTANOS!