Saltar al contenido

Marcelino regresa a Valencia sin rencor

Marcelino

El encuentro entre Valencia y Athletic supone para el técnico asturiano el regreso a un estadio, Mestalla, donde brindó los últimos éxitos del club levantino antes de su destitución en septiembre de 2019. Una circunstancia a la que el asturiano no brinda especial importancia: “En lo deportivo es igual que cualquier otro partido, no hay diferencia. Defiendo al Athletic. Pero en lo emocional es diferente. La sensación es la que he tenido en situaciones similares. Es la primera vez que voy a Mestalla, será complicadillo. Fueron dos años extraordinarios, a nivel profesional logramos dos buenos años. Son muchos grandes momentos vividos. Estoy agradecido de por vida a los futbolistas y a la gran afición que tiene. Deseo que logren los éxitos que logremos allí, pero en el terreno deportivo vamos con la intención de ganar”.

Su despido siempre estuvo rodeado de un halo de misterio, pero el asturiano prefiere pasar página: “Tengo bastantes defectos y algunas virtudes, pero entre los defectos no está el rencor. Son momentos que suceden. Hay que dejar atrás el pasado y vivir el presente. Hay que quedarse con lo bueno. Ahora me encuentro muy a gusto en el Athletic, mi atención se centra ahora en este equipo”.

Más problemática es su relación con el entrenador local, José Bordalás, con el que mantuvo un duro enfrentamiento cuando Marcelino dirigía a los ché y su oponente al Getafe : “El pasado, pasado está. Lo dejas ahí. A partir de eso soy una persona educada y corresponderé con el saludo. Sin ningún problema, así lo debo hacer como persona y como me educaron mis padres, de los que me siento muy orgulloso y superagradecido. Los dos representamos a dos clubs enormes. En mi caso estuve allí dos años. Corresponderé al saludo sin ningún problema”.

Abrir chat
BUFANDA CONMEMORATIVA ¡CONSULTANOS!