Saltar al contenido

Mikel Erentxun resucita su polémica con el Athletic

Mikel Erentxun es tan acérrimo seguidor de la Real como detractor del Athletic Club. Nunca ha ocultado el músico donostiarra su animadversión hacía los colores rojiblancos, que alcanzó su cenit cuando en 2018 el club por entonces presidido por Josu Urrutia hacía oficial el fichaje de Íñigo Martínez. El ex integrante de Duncan Dhu asumió su marcha como poco menos que una traición y una afrenta: «Nuestros hermanos del @AthleticClub , nos clavan puñales en el peor momento posible… Qué bonito» o «al jugador le deseo lo mejor. A su nuevo equipo le deseo lo peor». «Triste y muy dolido» se retractó de sus declaraciones, borrando cualquier rastro de ellas.

Una polémica que ha vuelto a aflorar con motivo de una entrevista concedida al diario Sport que abiertamente le insta a explicar las circunstancias de su descomunal y público enfado.

«Bueno, Íñigo Martínez era mi vecino. Puerta con puerta, ¿eh? Estaba llamado a ser el gran capitán de la Real. Es un defensa buenísimo, creíamos que sentía los colores como nadie. Era la bandera y nos dio la espalda cuando la Real estaba mal. En el último minuto del mercado de invierno, ya sin margen de maniobra. Me dolió mucho e hice lo que no hay que hacer: tuve un muy mal comentario en twitter y me llovieron palos por todos los lados», detalla.



Interpelado sobre la gravedad de sus palabras, Erentxun matiza que «no recuerdo mucho porque lo borré. Al minuto estaba recibiendo amenazas de muerte y que me iban a partir las piernas. No me acuerdo de las palabras literales, pero básicamente le deseaba lo peor. A él y al Athletic [risas]. Pedí perdón por aquello»,