Saltar al contenido

Marcelino encantado en sus primeros dias

Marcelino

La rueda de prensa previa al partido que enfrentará a Athletic y Atlético de Madrid ha servido para que Marcelino García Toral vaya dejando entrever sus primeras impresiones como responsable del equipo bilbaino.

Tras un desafortunado debut al frente del equipo, si se muestra satisfecho con lo que ha encontrado en Bilbao : «Creo que me he encontrado más y mejor de lo que me esperaba. Una plantilla con una predisposición muy enorme. Un grupo extraordinario. Muy receptivos a la información y al trabajo. No puedo otra cosa que darles las gracias por el recibimiento. Siempre que llega un entrenador nuevo a mitad de temporada es complicado. La trayectoria no es la esperada. Intentar ser un equipo más competitivo. Nos ha tocado un calendario difícil, tenemos poco tiempo para trabajar esos conceptos que queremos aplicar. Tenemos que intentar compatibilizar la competición con el entrenamiento para lo antes posible. No sé el tiempo que nos va a llevar, pero con las ganas que tienen, paulatinamente seremos mejores».

Marcelino
Foto LaLiga

No ha faltado tampoco la pregunta sobre el estado de Yuri, uno de los pilars rojiblancos : «Siempre que hay lesionados es algo que el entrenador no quiere. Es parte del juego. Para eso tenemos más futbolistas. Esperemos que tanto Yuri como el resto de lesionados se incorporen lo antes posible y hay que buscar soluciones y creo que las tenemos. Es pronto para hablar de alineación. Veremos cuál ha sido la evolución y cómo se encuentran los jugadores que jugaron la mayor parte del tiempo ante el Barça. Hicimos un gran esfuerzo. En función del entrenamiento de la tarde iremos valorando y decidiremos la alineación. Tenemos que ser precavidos en cuanto a la producción de lesiones. Es pronto, pero lo lógico es que Balenziaga esté en el lugar de Yuri».

También era inevitable que a Marcelino se le preguntara sobre sus primeras impresiones en La Catedral : «Extraño todo, novedoso. Sensación muy extraña. Con el paso de los partidos me tengo que ir acostumbrando. Cuando salía al banquillo me confundí un poco. Salías y veías el estadio lleno de gente y ver aquellas gradas vacías es un contraste. El primero es durísimo. Entre todos podemos contribuir a que termine lo antes posible y tener la sensación como entrenador del Athletic de ver con gente».