Saltar al contenido

Ramalho se hace querer

Fue uno de los protagonistas de la última jornada de Liga con su rol destacado en el ascenso del Girona a Primera, pero incluso este momento de felicidad no ha sido óbice para que el central de Romo aproveche para mandar un guiño a la casa que le formó como jugador : «siempre he dicho que el Athletic es el club que me ha hecho futbolista, es como mi casa. Es verdad que el mundo no se acaba si te vas del Athletic, que estoy muy feliz en el Girona, pero todo jugador quiere volver a su tierra, jugar en su equipo y triunfar allí».

El zaguero no muestra ni un ápice de disimulo sobre cuales son sus verdaderas intenciones, afirmando que «en el futuro está claro que me gustaría volver y demostrar a todo el mundo que puedo jugar allí, pero eso nunca se sabe. Ya hablé con Iker (Muniain), le dije que era una pena que no pudiera ir porque tenía que jugar y me jugaba mucho, me estaba jugando mi futuro, él lo entendió perfectamente, sabe que me hubiera encantado ir. Es una pena no haber estado ahí, pero me alegro mucho por él y por Andrea».

Ramalho ha aprovechado para hacer repaso de su trayectoria reciente, recordando que ha «vivido cosas muy bonitas. Mi debut en Primera con el Athletic, europeos que he podido ganar con la selección y el ascenso con el Girona, son momentos que uno siempre va a tener en la memoria y nunca se le van a olvidar», apelando incluso a la emotividad al mentar que la camiseta de su debut rojiblanco «la tengo en casa enmarcada, puesta en mi habitación y quizás ponga también la del partido de este ascenso al lado».