Saltar al contenido

Raúl García quiere seguir en el Athletic

Raúl

Icono para una afición, referente para un equipo. Raúl garcía no es una figura cualquiera en el seno del Athletic Club y la conclusión de su contrato el próximo del 30 de junio no deja de inquietar a un sector de la grada bilbaina. Su renovación permanece en un punto muerto, mientras en la última entrevista concedida por el navarro a El Mundo Deportivo se reafirma en su pretensión de seguir luciendo la elástica rojiblanca.

El atacante asegura al diario que «no rehúyo las cosas. Yo siempre digo lo mismo. Yo estoy bien aquí, estoy contento, sigo sintiendo que tengo el mismo papel desde cuando llegué y hay que hablar e intentar llegar a un acuerdo. Yo no tengo ninguna duda de que quiero seguir aquí, ojalá se pudiera decir lo antes posible».

No considera el de Iruña que sea el suyo un caso excepcional : «Tengo muy claro que sí estoy aquí es porque quiero y entiendo que Iñigo Martínez y Marcelino será el mismo caso. Nosotros decidimos un poco el camino que queremos llevar. Yo desde el momento que acepté venir aquí fue porque entendí que era lo mejor para mí, que tenía que venir. Y a día de hoy no me he equivocado».

Raúl
Foto Kiko Hurtado

Interpelado sobre si los emolumentos condicionan el nuevo compromiso, es contundente al respecto : «A mí donde me gusta exigir es a la hora del rendimiento, del compromiso. Y en ese sentido en los años que llevo aquí no creo que haya muchas dudas. Para mí lo importante es que lo que siento ahora, en comparación con el primer año, es lo mismo».

Dura campaña

No está siendo está una temporada fácil para Raúl García, pero opta por quitar hierro al asunta cara a no despertar suspicacias : «No quiero hablar de que lo he pasado mal porque al final la gente se agarra a que cómo se pueden quejar si es solo fútbol. Yo hablo desde el punta de vista anímico. Evidentemente hay cosas más importantes que el fútbol, de eso no cabe ninguna duda, pero a nivel anímico soy una persona muy exigente, que se responsabiliza mucho de su trabajo y cuando las cosas no salen es duro. Y, sobre todo, que hay muchos a los que les tienes que aguantar cosas que crees que no son justas y que, sin embargo, en el fútbol son muy diarias».

El efecto Marcelino

Se suma el pamplonica a los que bendicen la llegada de sangre nueva al banquillo de San Mamés : «Los partidos y las situaciones adversas los encaramos ahora de otra manera, pero bueno… Yo a nivel personal sí digo que estoy disfrutando mucho ahora mismo, que me siento muy liberado y que ojalá siga todo por este camino».