Saltar al contenido

Sancet y Moncayola, los elegidos de Larrainzar

Hacía mucho que desde el entorno del Athletic no se sabía nada de Íñigo Larrainzar. Todo un histórico del Athletic durante los años noventa del pasado siglo, pero que no se prodiga por los medios. El navarro pasó por el estudio de Onda Vasca aprovechando que los rojiblancos se enfrentan el sábado (21:00) a Osasuna. El equipo de sus inicios y el de sus triunfos se enfrentan en San Mamés. La entrevista sirvió para que ofreciera su opinión sobre dos paisanos que están dando mucho que hablar por su relación con el club bilbaíno : Sancet y Moncayola.

De Sancet destaca un jugador con un potencial inabarcable : «Me sumo a las esperanzas que hay con él, me encanta, estos últimos partidos lo ha hecho de maravilla. Técnica y tácticamente se posiciona bien, pero físicamente tiene un potencial terrible para recuperar, y tanto para apoyar en defensa como para salir luego a la contra».

Puso como ejemplo la serenidad de sus aptitudes la serenidad con la que participó en la última victoria rojiblanca en Sevilla : «No es nada fácil llevar esa contra casi en el minuto 90′ y tener la sangre fría para dar luego el pase perfecto a Williams. Tan joven tener esa capacidad es increíble, pero creo que hay que cuidarlo y tener paciencia para que coja ritmo a base de minutos y confianza como todos los chavales».

Moncayola, el deseado

Era inevitable que el nombre de Jon Moncayola, la gran pretensión de Ibaigane, aflorara en la conversación. Larrainzar se suma a los adeptos de uno de los jugadores más prometedores de LaLiga : «Moncayola me parece muy buen jugador, ha explotado este año al entrar bien en el equipo donde se ha hecho un sitio con un poderío físico que le hace ser muy importante para Jagoba Arrasate. Es un pulmón muy grande para el equipo. Pero es como todo: no hay que encumbrar a los jóvenes ya sino dejar un tránsito natural para que crezcan como jugadores».

Hizo hincapié precisamente en los peligros de depositar demasiadas esperanzas en jugadores todavía en periodo de formación : «Lo mismo que con los cachorros que hay veo que queremos correr demasiado con su maduración como futbolistas y como personas, hay que tener paciencia».

El efecto de la Copa

Como ex rojiblanco, no desaprovechó la ocasión para valorar el triste saldo de las dos finales de Copa perdidas : «Lógicamente fijo que les ha afectado al equipo, pero también a la ciudad, a la prensa y a todos nosotros,… Fue un palo por las esperanzas e ilusiones puestas, que eran muy grandes, sobre todo en la primera, la de la Real Sociedad, porque veníamos bien de todo,…».

Abrir chat
BUFANDA CONMEMORATIVA ¡CONSULTANOS!