Saltar al contenido

Sergio González advierte de la «intensidad» necesaria para derrotar al Athletic

Sergio

No pasa por su mejor momento el Real Valladolid de Sergio González, que en la última rueda de prensa telemática apeló a la “pasión” por la profesión y a la “unión” de la plantilla para subvertir la dinámica en la que está inmerso el equipo. Unas declaraciones vertidas tras una sesión de entrenamiento en la que estuvo presente Ronaldo Nazario, presidente de la entidad vallisoletana.

El técnico pucelano no ha «perdido tiempo” en pensar sobre su precaria situación por los malos resultados, anteponiendo el corto plazo de cada nueva jornada y liberando a sus pupilos de presión, priorizando que su equipo se “centre y focalice la atención en preparar el choque”.

Sergio
Foto EFE

“Las sesiones de trabajo han transcurrido con normalidad y han sido una continuación a lo realizado hasta ahora, aunque las charlas han sido distintas, por la tensión que ha provocado la situación en la que nos encontramos, siempre con el objetivo de transmitir confianza y en sacar el máximo de cada jugador”, declaró a la prensa.

Durante las sesiones preparatorias ha priorizado “trabajar situaciones que hagan daño al rival y poder ganar el partido”, haciendo hincapié en la “intensidad y unidad” y “afinando todo lo que se ha podido para seguir corrigiendo esos detalles que han llevado al equipo donde está”.

Para Sergio González “el partido más importante es siempre el que viene”. Incluso a sabiendas de que “los resultados son los que marcan las tendencias y el futuro” y asume la “responsabilidad que lleva la profesión”, ante todo deben “disfrutar de nuevo de una oportunidad única, en Primera, de demostrar la valía”.

La presencia de Ronaldo Nazario, máximo mandatario pucelano, no ha amedrentado al técnico, que lo considera un «privilegio”, porque “el mensaje, en persona, es más contundente, arropando y dando fuerza, porque él es fútbol, y que esté, se agradece”.

La prioridad es “olvidar todo, estar más unidos que nunca y salir sin miedo, porque estamos disfrutando de nuestra pasión”. Reconoce la necesidad de invocar «la tensión adecuada, intensidad e intención y una correcta gestión de todos los factores, para que cada uno dé su mejor versión”.

El Athletic como rival

Enfrente, un Athletic que el catalán define como “es un equipo intenso, bueno en las segundas jugadas y en los balones aéreos, porque tiene gente muy alta, con buenos centros laterales, laterales profundos y eficaz a balón parado, a lo que se añade la velocidad de Williams y la aportación de jugadores como Muniain o Capa”.

“Tenemos que estar bien distribuidos y equilibrados, y preparados para correr”, avisó el entrenador blanquivioleta. Un choque en el que dispondrá de “diferentes alternativas” respecto al último partido, una forma de que los jugadores sepan que “todos son importantes” y que su concurso “depende del rendimiento”.