Saltar al contenido

Simón confiesa porque cogió vacaciones

Simón

Despertó cierta polémica el empeño de Unai Simón de renunciar a unas merecidas vacaciones tras el descomunal esfuerzo de concatenar una Eurocopa y unos Juegos Olímpicos. Una gesta que le hacía merecedor de un justificado descanso que el de Murgía se negaba a aceptar.

Su voluntad poco pudo hacer frente a la férrea oposición de cuerpo técnico : «Mi decisión personal desde antes del verano era que si al final de los Juegos estaba bien quería unirme cuanto antes al grupo. Pero es verdad que hay que escuchar a todas las partes. Me encontraba bien, física y mentalmente, pero escuchando a familia, amigos y míster decidí tomar vacaciones. El míster me dijo que con la decisión que tomase él tiraría hacia delante y escuchando a todos decidí parar».

Un cambio que ha supuesto una cura de humildad para el cancerbero : «Es importante mejorar cada día. Soy mejor que hace dos meses. Las experiencias es lo que te hace ser mejor jugador y persona. En la Eurocopa viví uno de los momentos más difíciles de solventar de mi carrera y eso te hace mejorar y crecer. Soy mejor portero y mejor persona que hace dos meses. La portería tiene más psicológico que físico y está ligado a las emociones. El curso pasado cometí errores groseros, aprender de ellos y sacar conclusiones te hace madurar. Era mi primer año en la selección y jugadores como Busquets, Alba o Koke, que digan que el grupo humano es de lo mejor que han vivido te hace ver que ante cualquier error de cualquier jugador siempre va a existir un apoyo. No es como el vestuario del Athletic, pero formamos un gran grupo y sin egos».

Es consciente Simón de que Agirrezabala se ha erigido en una feroz competencia : «Le he visto y le conocía de antes. Siempre me ha parecido un porterazo. Me aprietan Jokin y Julen porque los dos son grandes porteros. A veces vemos que hay un problema en la portería y lo que tenemos es una virtud porque hay tres grandes porteros. Hay que ver cómo trabaja Jokin, que está preparado para jugar de manera fenomenal. Armando, entrenador de porteros de cantera, siempre dice que le encanta vernos ahí arriba compitiendo. Debemos valorar lo hecho en las categorías inferiores».

Atrás queda el descomunal error ante Croacia que casi da al traste con todo el prestigio acumulado : «Este año he vivido experiencias feas, pero no te puedes parar en ello. En el partido hay que tener memoria de pez porque no te puedes obcecar. Salirse del partido por un error es una falta de respeto. Los errores forman parte del fútbol. En ese momento me olvidé muy rápido porque veía que el equipo necesitaba del portero. Es una experiencia de vida».

Abrir chat
BUFANDA CONMEMORATIVA ¡CONSULTANOS!